Cómo construir tu identidad digital

Identidad_silviaReyesCultivar la identidad o marca digital es algo que interesa tanto a las empresas como a los ciudadanos de a pie. Se trata de trabajar la imagen que uno quiere que se proyecte de si mismo o de su compañía. Por ello, antes de comenzar, es conveniente reflexionar un poco sobre el objetivo a conseguir. Puede ser encontrar empleo, generar reputación de marca, fidelizar clientes, captarlos… Una vez definido el objetivo, hay que poner en marcha una estrategia y utilizar las herramientas que ofrece el mundo digital para ponerla en práctica. ¿De qué instrumentos disponemos?

Redes sociales

Hay que ser activo en ellas, es la ley. Pero es necesario escoger bien las que se consideran más adecuadas al objetivo marcado. Si se está buscando trabajo, la más indicada es sin duda Linkedin. Dispone de grupos relacionados con los diferentes sectores del ámbito laboral, permite compartir contenido, participar en foros, seguir a empresas, crear perfil propio de nuestra compañía y mantenerse informado de procesos de selección… Linkedin es propietaria de SlideShare, sitio web que permite subir presentaciones profesionales sobre cualquier tipo de ámbito, por lo que se puede compartir material de forma directa en la red profesional.

Twitter es también una red social muy útil para darse a conocer en un sector vinculado a la empresa o a los usuarios entre los que se busca promoción. Genera notoriedad y redireccona a tus seguidores a cualquier contenido interesante e incluso propio, ya sea a través de un blog o de la página web corporativa, o en otras redes sociales como Instagram. Esta última también tiene multitud de usos como herramienta de comunicación. Poner en marcha una página en Facebook relacionada con tu marca es otra buena opción para conseguir que te conozcan, crear afinidad con tus seguidores y conseguir likes.

Activar un blog

Aunque tiene sus detractores, debido al tiempo de dedicación que conlleva, Google premia especialmente la generación de contenido para favorecer el posicionamiento orgánico, SEO (Search Engine Optimization). Por ello, poner en marcha uno en el que se traten aquellos temas a los queremos que se nos vincule es una muy buena técnica para generar notoriedad y darse a conocer, favoreciendo a la vez la creación o el refuerzo de tu reputación de marca.

Un ejercicio curioso y útil para saber cuál es nuestro punto de partida es buscar en Google nuestro nombre, en el caso de querer trabajar nuestra reputación digital, o el de la empresa, si queremos cuidar nuestra identidad corporativa. Se trata de ver a qué aparecemos vinculados y en qué posición del listado estamos. A partir de ahí, solo tenemos que saber hacia donde orientarnos y trabajar nuestra estrategia para posicionarnos donde nos gustaría estar. Parece complicado, pero acaba siendo más una cuestión de paciencia y dedicación, que en unos meses de cierta disciplina acaba dando frutos. ¿Te atreves a probarlo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s